content top round

Cualquier conductor está sujeto a la pérdida de puntos por infracciones leves o graves, lo cual es una cuestión enormemente sensible y complicada de analizar. Y lo es porque aunque hay voces que dicen que el  carné por puntos ha ayudado mucho a subsanar los accidentes  en las carreteras españolas, no es menos cierto que otros afirman que ciertas sanciones administrativas lo único que buscan es atacar a los profesionales y a los que no lo son con multas, retiradas de puntos y cuestiones que a todos, en mayor o menor medida, nos afectan. Por eso, porque tenemos una pasión enorme por nuestro todoterreno y porque no queremos que te veas en una situación así, vamos a analizar este tema.

Lo primero que deberías hacer si has  sido sancionado es saber el alcance de esa multa. Hay varios sitios para conocer esta cuestión, pero por comodidad, rapidez y profesionalidad lo mejor es consultar tus puntos en dgtpuntos.com.es, una página directa que te dirá, en tiempo real, cuántos te quedan en tu carné.

Lo segundo que has de hacer es tener claro cómo se recuperan los puntos. La Dirección General de Tráfico ha establecido la recuperación de hasta 6 puntos mediante la realización de cursos de sensibilización y reeducación vial, que tienen una duración de doce horas y que se pueden hacer de forma bianual o anual si somos profesionales.

Si pasan dos años sin que nos hayan sancionado se recuperan los puntos en su totalidad, aunque este supuesto es para las infracciones que no sean muy graves, ya que éstas necesitan de tres años para poder ser subsanadas.

Y por supuesto, si nos hemos quedado sin saldo de puntos hemos de obtener un nuevo permiso, lo que implicará tener que hacer un curso de sensibilización y reeducación vial de 24 horas de duración, esperar unos meses (el plazo de duración de la pérdida de la vigencia) y superar una prueba teórica. Si todo ello lo superamos lograremos un carné con 8 puntos.

Por descontado, nuestra trayectoria dentro del mundo de los todoterrenos nos dicta que tenemos que evitar estas situaciones. No beber al volante, respetar las señales, no tomar sustancias ilegales, llevar siempre la documentación y los permisos en regla, pasar la ITV cuando toca y, en definitiva, comportarse con cabeza al volante es lo mejor si no queremos vernos envueltos en situaciones que nos resulten complicadas. La pérdida del carné no solamente es un palo al bolsillo, afecta directamente a nuestra autonomía, así que piénsatelo antes de cometer una infracción.


Hosting web España, busca el mejor alojamiento para tu sitio

  • Autor: sademu
  • Publicado en: General
  • Fecha: 13 Oct,2015

Todas las web, sitios o blogs deben estar alojados en un hosting. Hosting no es más que un alojamiento alquilado a un proveedor en el que puedes almacenar ficheros para acceder a ellos a través de Internet. Tener un buen hosting web Españaes la mejor manera deque tu web o tu blog sea accesible para todo el mundo y de que éste funcione a pleno rendimiento.

Los hosting web España,  puedenser utilizadosadicionalmente para otros aspectos como, permitir la descarga de documentos, archivos multimedia, etc.Pero además, un alojamiento te ofrece un servidor de correo electrónico gracias al que podrás tener cuentas con tu nombre de dominio. Son apropiados para albergar aplicaciones específicas para crear todo tipo de webs, blog, tiendas virtuales, etc.

Tipos de alojamiento web

Existen varios tipos de hosting web en España. Decantarse por uno u otro dependerá de las necesidades de tu sitio y de las funciones o características que desees que tenga. Vamos a ver los más habituales:

  • Hosting gratuito. Ideales cuando no necesitas grandes funcionalidades. Permiten alojar ficheros y ofrecen prestaciones como acceso FTP o correo electrónico. Evidentemente su gran ventaja es que no cuestan nada, pero a cambio suelen tener limitaciones de memoria y el servicio puede tener algún problema como saturación o caídas. La seguridad no es garantizada.
  • Hosting compartido. Es la solución más utilizada, en ella varios clientes comparten máquina. Cada uno tiene su propio espacio, pero el gran problema es que son dependientes, es decir, la carga que genera una web, si tiene un gran tráfico, puede afectar a otra, restándole recursos. La seguridad de estos alojamientos es otro de los grandes inconvenientes, junto con la lentitud.
  • Hosting VPS. Consiste en ofrecer al cliente un servidor completamente privado y aislado de los demás aunque compartiendo máquina. Sus ventajas es que siendo independiente no se depende de los picos de funcionamiento de otros clientes. Además, es muy sencillo ampliar capacidad sin necesidad de interrumpir el servicio. Es más caro y más complejo de gestionar que los anteriores.
  • Hosting dedicado. En este caso la máquina completa, su uso y funcionalidades son de un único cliente, que puede gestionarlo como desee sin limitaciones de ningún tipo. La seguridad está garantizada.

Comentarios Recientes

  • Ninguna Entrada

El Escaparate de AporBarro

<